• CÉLULAS SOMÁTICAS & CÉLULAS  GERMINALES
La recombinación genética (reproducción sexual) es la función de una subpoblación celular especializada: las células germinales. Las células que componen el resto del organismo, las células somáticas, no contribuyen con material genético en la reproducción. Esta división celular es importante en términos de las consecuencias de una mutación que altera la regulación del crecimiento. Una mutación en una célula germinal que perturbe la proliferación celular puede no ser compatible con la formación normal del embrión y como el organismo en desarrollo no es viable estas mutaciones serán eliminadas de la línea germinal. No obstante, las mutaciones que son letales cuando están presentes en todas las células durante la organogénesis pueden no serlo cuando se originan como una mutación somática de una célula ocasional en los órganos maduros. De hecho, en la vida adulta persisten y se acumulan poblaciones de células somáticas con mutaciones que aumentan el crecimiento o modifican la supervivencia celular.

CARCINOGENESIS & EL ÍNDICE DE MUTACIÓN SOMÁTICA