• INTRODUCCIÓN

    Los organismos unicelulares deben responder a cambios en el ambiente que favorezcan a su crecimiento, competir eficazmente con las células vecinas por los recursos y continuar la división celular hasta que se agoten los alimentos, a diferencia los organismos pluricelulares, las células vecinas tienen que proliferar de una manera que favorezca la supervivencia del organismo entero. Para lograr esto se han desarrollado complejos mecanismos de señalización que permiten a las células crecer y diferenciarse en forma coordinada y el medio interno mantenerse en equilibrio adecuado. Un fallo en la coordinación celular resulta catastrófico porque la proliferación descontrolada de una sola célula, al competir con sus vecinas por espacio y alimentos, alterará y por último destruirá al organismo. Cáncer es el término utilizado para denominar este fenómeno.

    MÁS...